Pavimentos continuos como solución decorativa en el hogar

Desde hace unos años las revistas de tendencias en decoración muestran numerosas imágenes de casas elegidas como entornos idílicos con suelos elaborados con pavimientos continuos. Si antes este tipo de acabados eran empleados únicamente en edificios de uso industrial, ahora son una opción para decorar viviendas con materiales que proporcionan belleza y una gran resistencia y durabilidad. Además, confieren un aspecto de continuidad al hogar dado que, en general, no existen líneas de separación. El suelo transcurre de una punta a otra del hogar sin fisuras ni interrupciones. Esta uniformidad es el sueño de muchos decoradores y una solución para establecimientos donde este tipo de terminaciones facilita enormemente la limpieza y mantenimiento.

Pero hablar de pavimentos continuos es hablar de posibilidades muy diferentes. Hay una amplia gama de posibilidades en función del material y los acabados. Se puede elegir entre hormigón, cemento, resina o poliuretano. Y dentro de cada uno de estos, hay a su vez más subcategorías: hormigón pulido, microcemento, cemento pulido, mortero autonivelante, resinas autonivelantes de poliuretano o mezcladas. Conocer las características de cada uno de estos materiales nos ayudará a decidir cuál es la mejor solución para nuestro hogar

Hormigón pulido

El hormigón pulido es el más popular. Su principal característica es que tiene un grosor mínimo de 8 centímetros que necesita juntas de dilatación que rompen la uniformidad. Se termina con un pulido para darle brillo y conseguir que el nivelado sea uniforme.

Cemento pulido

La principal diferencia del cemento pulido con el hormigón pulido es que se trata de un tipo de material de tan sólo 2 milímetros de espesor formado por varias clases de cementos, arenas, resinas y pigmentos naturales. Se instalado con una sola capa de gran resistencia y acabado uniforme, sin necesidad de juntas de dilatación salvo que se trate de suelos de grandes dimensiones.

Mortero autonivelante

El mortero autonivelante consigue un aspecto de total uniformidad con una capa de espesor de entre 5 y 15 milímetros. Si empleamos un acabado final que le dé brillo y color, es una buena opción, pero menos resistente que el microcemento. Suele utilizarse como superficie de base para la instalación encima de otros materiales como moquetas o parqué o en industrias y estacionamientos. Tiene un coste bajo y permite crear firmes planos en poco tiempo de alta resistencia a la abrasión.

Microcemento

Este material de tan sólo 1 a 3 milímetros de espesor es una mezcla de diferentes elementos con una estructura doble separada en dos capas por una malla. El microcremento contiene derivados del cemento, resinas y otros. No requiere juntas de dilatación, por lo que el acabado es uniforme en toda la superficie aplicada. Su resistencia permite usarlo en interior y exterior con diferentes acabados imitando otros materiales o totalmente liso y terminación antideslizantes. Entre la gama de colores a aplicar existen numerosas posibilidades y el resultado es una superficie con diferentes tonalidades, algunas veces formando aguas. Otra de sus características es su flexibilidad e impermeabilidad. La instalación del microcemento se puede realizar con gran rapidez.

Resinas autonivelantes Epoxi

Los suelos autonivelantes Epoxi tienen entre sus características el empleo de aditivos que permiten una terminación lisa y nivelada gracias a una mezcla de materiales. La variedad a la que nos referimos permite obtener suelos de color uniforme en acabados mate, satinados o brillantes pero que pierden intensidad con el efecto directo de la luz a medio o largo plazo. Su principal desventaja es que pueden rayarse fácilmente. Debemos dejar su instalación en manos de buenos profesionales.

Los pavimentos de resina Epoxi son apropiados para interiores que exigen tanto dureza como un aspecto cuidado. Son muy empleados en negocios de hostelería y restauración o centros de uso sanitario. Además, son seguros por ser poco infamables.

Resinas de poliuretano

Las resinas de poliuretano mejoran las resinas Epoxi en algunos sentidos. Por ejemplo, soportan mejor la incidencia del sol y son más elásticas.

Resinas mezcla de Epoxi y poliuretano

La mezcla de estos dos materiales consigue aunar las ventajas de uno y otro, con un acabado impecable de Epoxi en la superficie más visible y la mayor resistencia al calor del sol que aporta el poliuretano.

Leave a Reply