Pintura Epoxi para suelos

La pintura Epoxi para suelos está cada día está más de moda, convirtiéndose en una auténtica tendencia. Es una alternativa a los métodos tradicionales y suele utilizarse mucho en aparcamientos, instalaciones deportivas y muchos tipos de empresas. Es el revestimiento de resina más económico y consiste en dos manos de resina, aplicadas con rodillo: una de imprimación y otra de sellante final.

Está considerada como una pintura de alto rendimiento, por su versatilidad. Pasa fácilmente de estado líquido a sólido, hasta acabar como un revestimiento muy resistente y reluciente.

La pintura Epoxi para suelos se utiliza para proteger el hormigón, pero también para cubrir barcos o en diferentes ambientes marinos. También tiene uso como adhesivo o aislante.

Este producto se consigue por la reacción que se produce entre dos productos, el resina Epoxi y el endurecedor o esmalte. Presenta mejor precio en el mercado que otros productos similares y se caracteriza por su resistencia a la humedad, la sal y los productos químicos.

La pintura Epoxi para suelos es muy recomendable por su alta resistencia y su funcionalidad, ya que puede utilizarse sobre superficies de metal, de hormigón o de otros materiales.  También destaca su variada usabilidad ya que, por ejemplo, con ella se cubren piscinas o albercas, pero también se cubren superficies sanitarias. Además facilita la higiene y la limpieza por lo que suelen utilizarla también en los establecimientos de la industria de alimentación y hostelería.

La pintura Epoxi para suelos es válida para exteriores y recomendable para cubrir grandes y espaciosas superficies. Por ejemplo, comunidades de vecinos, establecimientos comerciales, instituciones públicas y espacios recreativos o deportivos.

La pintura Epoxi se puede superponer sobre el suelo original que tengamos. Eso sí, si la superficie no está uniforme o presenta juntas hay que aplicar previamente un producto nivelador. En el caso de que queramos aplicarlos sobre una superficie de  cemento, hay que tener en cuenta las juntas de dilatación para que no se cuartee. Además, en este caso concreto, evita el polvo en suspensión que genera el hormigón. Si lo usamos sobre madera hay que quitar primero la capa de barniz y alisar la superficie para dejarla sin imperfecciones.

El nivel de brillantez se puede regular al gusto, con  diferentes métodos de apagado.

Por otro lado, encontraremos una amplia gama de pinturas Epoxi, una para cada tipo de uso que queramos darle. El acabado es liso y antideslizante.

Leave a Reply