REHABILITAR UN PAVIMENTO SOBRE UN FORJADO ANTIGUO DE MADERA

Antes de instalar el pavimento, reforzar el forjado antiguo de madera

Hay diferentes posibilidades para ejecutar de manera satisfactoria el refuerzo de forjados de madera. Se puede actuar por la cara superior o por la cara inferior.

Solo en el caso de que se opere sobre el edificio completo, lo más normal es ejecutar el refuerzo por la cara superior, por posibles molestias a terceros. Además, actuando por la cara superior confiere resistencia de una manera con menor esfuerzo que empezando por debajo, que solo permite estabilizar la flecha que se haya originado.

En otros casos puede ser inviable reforzar por la cara superior, porque el piso inmediatamente superior tiene otro propietario.

Después de esta somera introducción, comenzamos a resumir los cinco pasos más importantes para ejecutar el refuerzo de forjados de madera por la cara superior.

Antes de nada, hay que inspeccionar el forjado para saber que actuación realizar. Los dos estados más comunes en que puede encontrarse: En perfecto estado sin ser pertinente emprender ninguna reforma, o que presente podredumbre por excesos de flecha. Esos son los problemas más habituales

La humedad el principal e nemigo de la madera así que las zonas que tenemos que revisar con minuciosidad son las salas de la vivienda más susceptibles de humedad como baños, cocinas o zonas de paso de bajantes.

Lo siguiente que hay que hacer es echar un vistazo sin quitar el falso techo, lo cual nos una buena perspectiva como primera orientación del estado en que se encuentra el forjado de madera. Si no tenemos acceso por la parte inferior del forjado se tendrán que hacer catas en el pavimento hasta alcanzar la cara superior de las vigas de madera.

Es altamente recomendable dejar completamente a la vista los elementos del forjado, y si para ello se hace necesaria la eliminación total de solados, no duden en llevarlo a cabo porque nos dará una panorámica mucho más completa para una verificación de daños y obras que acometer.

Los siguientes pasos son menos importantes y solo es pertinente su mención.

Estas fases son:

– Descargar el forjado

– Ejercer una protección contra la humedad del refuerzo

– Emprender la tarea de colocar los conectores

– Y, por último, verter el hormigón.

Tras proceder a hacer efectivos estos pasos, el forjado de madera queda reforzado. 

Pasemos ya a la colocación del pavimento como forma de rehabilitar el forjado

Los forjados suelen estar aparejados a tablones sobre vigas de madera, con un espesor inferior a 15cm, en la mayoría de los casos, y proporciona vibraciones al impacto de cualquier objeto que provoca un ruido que puede resultar molesto para el vecino de abajo

La mejor idea sería cubrir el forjado con una capa de compresión, con mallazo incluido como medida importante y eficaz de seguridad para repartir cargas y así equilibrar el peso, y al mismo tiempo, instalar un soporte aislante del forjado que solucione el indeseable problema antes mencionado y lograr que se amortigüe el ruido al impacto de cualquier objeto en caída, paso fuerte y acelerado, salto o trompicón.

Existen varias opciones, teniendo en cuenta la variable de cómo se encuentren los accesos a la obra, sobretodo. Lo que no se debe hacer en ninguno de los casos y la más desaconsejable de las alternativas que se pueden acometer es aplicar hormigón celular, para una actuación de este tipo es quizás la intervención más problemática. Desde pavimentoscontinuosweb.com hacemos expresa mención de esta advertencia debido a varias sugerencias con esa solución que nos han hecho llegar suscriptores y clientes para que no se convierta en un vicio difícil de erradicar más adelante y del que nos podamos arrepentir Desde este portal, lanzamos la siguiente recomendación:

1. La implementación de una lámina anti impacto de 5mm estilo impacto dan, en tamaño extendido y sellada en todas sus partes, incluso en los perimetrales, asegurando un gran agarre y antiadherencia del peso en descenso.

2. Y en segundo y último lugar, la aplicación de una capa de recrecido con un hormigón ligero, generando una mezcla insuperable, en este supuesto, el weber.floor light estructural. Este producto, según cuyas especificaciones, cuenta con una densidad de 1200kg/m³ y una resistencia a la compresión similar a la de un HL25 aunque, hay que decir que, es con diferencia más ligero que un hormigón o mortero estándar, que suelen estar en unos 2000kg/m3. Aún con todo, sigue ostentando el reconocimiento de la solución más viable. No olvidéis el recrecido que tener un espesor medio de 40mm acompañado de un mallazo intermedio. Su aplicación no ofrece ninguna complicación perviviendo los medios tradicionales y las hormigoneras, en la linea del forjado antiguo de madera tan propio de las casas anteriores al auge del ladrillo

Leave a Reply