Instalación de Hormigón Impreso

El hormigón impreso, es un material muy parecido al hormigón que suele emplearse en las construcciones. En este sentido, puede definirse como un material impermeable, resistente a la proliferación de malas hierbas y además cuenta con un bajo (o nulo) mantenimiento.

Este material no es de reciente descubrimiento, todo lo contrario, es usado desde hace aproximadamente unas tres décadas, pero ha sido durante los últimos años cuando más se ha puesto de moda. Por sus características, suele ser utilizado para la colocación de pisos en áreas exteriores y expuestas a una gran presión.

De acuerdo con los especialistas, el hormigon impreso es, por lo general, más rápido y más conveniente de instalar que el ladrillo o la piedra. No obstante, su proceso de instalación puede resultar complicado y por lo general se requiere de cierta experiencia para que el trabajo pueda desarrollarse con éxito.

Una de las principales recomendaciones a la hora de instalar un piso de hormigón impreso tiene que ver con una buena planificación y preparación para que todo salga bien. Ello, no solo tiene que ver con el trabajo en sí, sino con contar con todo lo necesario para cumplir las metas en el tiempo establecido.

Dentro de la planificación, se debe tomar en cuenta para realizar una correcta instalación es que se debe contar con las herramientas, los materiales, la experiencia y las condiciones (de trabajo y ambientales) para garantizar un resultado exitoso.

Por otro lado, se debe entender que la colocación del hormigón impreso es una carrera contrarreloj. Como se ha dicho anteriormente, puede que a simple vista se perciba como una tarea sencilla, pero existen una serie de pasos involucrados a la hora de la colocación del hormigón y los trabajadores cuentan con un corto período de tiempo para cumplirlos antes de que el material empiece a endurecerse. Cómo desarrollar la instalación del hormigón impreso

Como se ha mencionado, la instalación de este hormigón es un proceso que luce sencillo pero que requiere de cierta técnica. En este sentido, se debe tomar en cuenta que la instalación es parecida a la que se usa en el hormigonado.

Para ello, se instalará un sólido encofrado en la zona en la que se vaya a solar, alisando y nivelando seguidamente Igualmente, la instalación es parecida a otra clase de hormigonado. Instalaremos un sólido encofrado de tablas en la zona que vayamos a solar, alisando y nivelando seguidamente el hormigón depositado por encima.

Posteriormente, se deben colocar e impresionar cada sello en la medida que se va difundiendo el endurecedor de color sobre la superficie (hormigón coloreado). Posteriormente, se aplica un agente de liberación a los sellos para que no se peguen.

Asimismo, se deben colocar los juegos de concreto, se instalan las juntas y se realizan los detalles a medida que se aplica un sellador.

Algo que no se debe pasar por alto tiene que ver con la superficie en donde se colocará el hormigón. Por ello, es importante contar con un subsuelo compactado, ello es esencial para la integridad estructural de la losa de concreto. De igual forma, también ayuda al drenaje y puede prevenir la erosión del suelo debajo del concreto.

Por otro lado, se debe tener la seguridad de que los pavimentos de hormigón impreso con Paviconj estén bien unidos para controlar el agrietamiento. En este sentido, para lograr una mayor efectividad las juntas deben cortarse a una profundidad de al menos un cuarto del espesor de la losa.

Algo muy importante es que se debe contar con una mezcla de concreto que pueda resistir las condiciones de exposición previstas, como la congelación y descongelación, el deshielo de productos químicos en los climas del norte y el desgaste del tráfico a pie o en vehículos.

De igual forma, se debe prestar especial atención a la relación agua-cemento, o la cantidad de agua en proporción al cemento. Agregar demasiada agua diluye y debilita la pasta de cemento, haciéndola menos duradera y más porosa.

Finalmente, no se es recomendable escatimar en el refuerzo.  Para muchas losas en grado, el refuerzo, bien sea en forma de barras de acero o malla de alambre soldado, es necesario para aumentar la resistencia y ayudar a controlar el agrietamiento. Esto es importante para las calzadas y otras superficies que soportarán el tráfico de vehículos.

Leave a Reply