Diferencias entre mortero autonivelante y autonivelante de planta

Una de las dudas más habituales entre todos los usuarios surge de cuál es la diferencia entre un mortero autonivelante y un mortero autonivelante de planta, incluso algunas personas se preguntan si se trata de exactamente lo mismo. Hoy trataremos de analizar las diferencias entre ambos y explicar qué caracteriza al mortero autonivelante y autonivelante de planta, para determinar que aunque en muchas ocasiones de utilizan de forma indistinta no tiene por qué ser lo más adecuado ya que cada solución tiene unas características diferenciadas.

En los dos casos utilizamos la palabra “autonivelante” para definirlo, ya que significa que tiene la capacidad de alcanzar el nivel de manera automática e independiente, aunque son morteros completamente diferentes. Esta cualidad les une y convierte en soluciones útiles para multitud de obras, pero no significa que estemos hablando del mismo procedimiento ni el mismo protocolo a nivel humano, logístico o económico.

Qué es un autonivelante de planta

De denomina autonivelante de planta al mortero fluido hecho de una planta industrial, comúnmente se trata de una planta de hormigón, ya mezclado con agua y que se sirve a la obra en camión hormigonera a granel. La productividad y la efectividad de esta solución suele ser alta, ya que el material solo se tiene que bombear.

Pese a ello, la logística del servicio tiene que ser prácticamente perfecta ya que cualquier problema en el suministro se traducirá directamente en futuros conflictos en la obra como retrasos, material pesado de agua etc. Su uso es exclusivo para recrecidos en edificación, para posteriormente ser revestidos tras un tiempo de secado aproximado de 1 semana por cada centímetro aplicado, con un espesor mínimo de aplicación medio de unos 5 cm. Estos son morteros convencionales pero con cierta fluidez.

En definitiva, la organización debe ser adecuada porque dependeremos de ella para no sufrir retrasos en el proyecto. Es decir, el suministro debe ser regular y planificado, la mezcla correcta, etc Se suelen utilizar proyectos de edificación y luego deben ser cubiertos con revestimiento.

El autonivelante de planta es un hormigón elaborado en una fábrica y que nos llega a la obra a granel en un camión hormigonera y ya mezclado con agua, así que el producto, una vez depositado en superficie, solo tiene que extenderse.

Los morteros autonivelantes industriales

Por su parte, el mortero autonivelante industrial es un producto premezclado en polvo y que generalmente se sirve de obra en sacos de 25 kg, y es precisamente a pie de obra dónde se mezcla con agua hasta obtener la consistencia autonivelante.

Habitualmente la química de un mortero autonivelante industrial está más desarrollada y las prestaciones son acordes con la función del pavimento: una alta resistencia a la abrasión, fraguado rápido, revestible en 48 h, armados con fibras etc. Son aplicables entre 5 mm y 10 cm y no solo en recrecidos, también son aplicables en pavimentos industriales, parkings o en calidad de pavimentos decorativos. El mortero autonivelante es más avanzado químicamente y tiene más prestaciones relacionadas con su función: son más resistentes a la abrasión, cuaja en menos tiempo, se puede pavimentar en dos días. La productividad de esta sustancia es algo menor ya que implica una mayor manipulación manual, aunque la logística suele ser más sencilla ya que se pueden controlar los periodos de aplicación.

Conclusiones: mortero autonivelante y mortero autonivelante de planta

Una vez diferenciadas las características fundamentales del mortero autonivelante y el autonivelante de planta  con sus fases o protocolos distintos, se pueden aclarar las dos definiciones.

El portero autonivelante de planta es por su lado un hormigón que se transforma en autonivelable gracias a la incorporación de un elemento fluido, no es esencialmente fluido y lleva cierto proceso. Sus características son las habituales de un mortero tradicional ya que presenta un proceso de secado lento y espesores elevados.

Por su lado el mortero autonivelante industrial es un producto concebido ya para esta misión y funciones, así que inevitablemente presenta mejores prestaciones en este sentido.

Cabe mencionar que ningún tipo de mortero autonivelante es necesariamente superior al otro, ya que por sus características pueden funcionar mejor en unos casos los de un tipo y en otros casos los de otro. La utilización estratégica de los elementos y el análisis del tipo de obra que se tiene entre manos puede ser fundamental para escoger entre uno u otro.

Leave a Reply