Los mejores suelos para exterior

Con la llegada de la primavera a la vuelta de la esquina, es el momento de pensar en el acondicionamiento del jardín y/o la terraza. Uno de los aspectos más importantes tiene que ver con la elección del tipo de suelo. Hay que tener en cuenta factores tanto estéticos como funcionales. Por ejemplo, el suelo de corcho es una idea extraordinaria para casas en las que hay niños pequeños. ¿Cuáles son los mejores suelos para exterior?

A continuación hemos seleccionado los mejores suelos para exterior que existen en la actualidad. Todos ellos ofrecen muy buenas características, como el suelo de corcho.

Cerámica: la cerámica es uno de los materiales más utilizados a nivel global para el suelo de un jardín o una terraza. Una de las principales ventajas que presenta es que su mantenimiento es muy sencillo. Además, este material presenta una gran resistencia a los cambios de temperatura bruscos. Entre los suelos cerámicos, el gres porcelánico es el que tiene mayor demanda: es muy versátil y tiene una gran durabilidad.

Madera: son muchas las personas que se animan con la madera para los suelos de exterior. Una solución muy cómoda y estética. Aunque tiene una resistencia muy buena, también requiere más mantenimiento, sobre todo si es madera o natural. Aún así, la madera es un material muy bueno, que consigue nivelar el suelo y evitar las típicas irregularidades que hacen que las mesas y sillas cojeen.

Hormigón: un material fantástico para darle un aspecto moderno a la terraza, aunque aporta una sensación un tanto fría. Por lo general, se recomienda su instalación junto a piscinas ya que tiene una alta resistencia ante productos químicos, como el cloro.

Corcho: y, por último, el suelo de corcho, que ofrece una gran selección de ventajas. Es muy fácil de mantener ya que no requiere ningún tipo de cuidado específico. Para su limpieza, basta con pasar un paño húmedo. Además, para las personas alérgicas, en este tipo de suelo no e acumula el polvo. Y, por último, para los niños es muy suave y cálido, sin miedo a que se caigan y se hagan daño. Una opción 100% recomendable a tener en cuenta.

Con estos aspectos, seguro que ahora te resulta más sencillo decidir cuál es el suelo de exterior que mejor se adapta a tus necesidades, y a las de tu jardín y/o terraza. ¡Suerte!

Leave a Reply