Pavimentos continuos todo lo que debes saber

Desde hace algunos años, el uso de pavimentos continuos se ha generalizado, especialmente los pavimentos de hormigón, aunque ya se van usando cada vez más otros tipos como los pavimentos continuos decorativos sintéticos.

Antaño, este tipo de materiales iban destinados a construcciones industriales y comerciales, y menos a las viviendas, aunque ya se han ido extendiendo a casi todos los usos, incluyendo las casas de nueva construcción o rehabilitaciones.

Aunque ya se esté generalizando, lo cierto es que aún sigue habiendo confusión en cuanto a su nomenclatura, características técnicas o usos. A continuación, intentaremos dar un poco de luz a este tema y explicar las diferencias que existen entre pavimentos continuos de hormigón y sintéticos, y qué tipos encontramos en cada una de estas vertientes.

Pavimentos continuos de hormigón:

Aunque hay una amplia variedad en este tipo de pavimentos, vamos a centrarnos en los más importantes y los que más uso tienes a día de hoy. En este aparto encontramos el hormigón pulido, el mortero autonivelante, el cemento pulido y el microcemento.

Hormigón pulido. Este tipo de pavimento continuo es el más conocido, su característica principal es su grosor, pues cuenta con un espesor de 8 cm mínimo. A este tipo de pavimentos se le realizar un tratamiento superficial para conseguir que brille y que esté plano al completo. Mortero Autonivelante. En este caso encontramos algo más tradicional, pues es un mortero básico tratado con aditivos para que contenga mayor fluidez. Con un espesor de entre 5 y 15 mm, no necesita juntas. Su uso se basa en acabados finales mayoritariamente con un espesor de menos de la mitad del normal. Cemento pulido. No es lo mismo que el hormigón pulido, aunque se cree algo de confusión entre ellos. Se basa en una composición de cementos seleccionados, pigmentos naturales, resinas y arenas finas, sin necesidad de mallas intermedias para aplicarla. Tiene un acabado uniforme y un grosor total de aproximadamente 2 mm. Microcemento. Este revestimiento se compone de derivados del cemento, polímeros y resinas y una malla intermediaria. Cuenta con un espesor de 1 a 3 mm y, gracias a su flexibilidad y resistencia se puede usar tanto en exteriores como en interiores.

Debido a su ínfimo espesor no necesita juntas y se aplica de manera artesanal para un acabado liso o con efectos que imitan a la piedra u otros dibujos.

Pavimentos continuos sintéticos:

En este formato de pavimentos continuos encontramos también una variedad amplia para poder escoger en una edificación. Desde las resinas autonivelantes epoxi, pasando por las resinas de poliuretano o las que mezclan resinas epoxi con las de poliuretano.

Pavimentos de resinas Epoxi. En este primer tipo de pavimentos continuos sintéticos encontramos un suelo autonivelante que se endurece al ser mezclado con otro agente. Resistente a la abrasión, impermeable y con una larga duración, la resina epoxi es sencilla de aplicar gracias a su reducido espesor y podemos contar con un acabado mate, brillante o satinado. Resinas de poliuretano. Similares a las anteriores, este tipo de resinas suplen las carencias de ellas pues ofrecen mayor resistencia química a los rayos del sol y proviene de una naturaleza diferente, lo que le confiere mayor elasticidad. Pavimentos con resinas mezcla de poliuretano y epoxi. En esta ocasión si fusionamos ambas resinas obtenemos un mejor resultado que si las usamos por separado. Este híbrido aúnas las ventajas del poliuretano y del epoxi a la vez lo que consigue suelos de mayor resistencia a la abrasión y colores muy estables.

Ya que cada casa o edificio que vayamos a construir o rehabilitar es un mundo distinto, además de que cada persona tiene unos gustos propios, cada uno debe elegir qué tipo de pavimentos continuos se adaptan mejor a sus necesidades, formas de uso del espacio y resultados que espera obtener tras su aplicación.

Una decisión muy personal que, conociendo todas las variedades con las que contamos, seguro que se hace la elección mucho más amena y fácil para unos acabados perfectos.

Leave a Reply